Google+ Badge

jueves, 2 de agosto de 2012

TIERRA DE FALLAS Y DE TRACAS

            Escribo esta “gacetilla”, ( o “cronicón” ) ya lejos de esa región alicantina, donde hemos disfrutado durante unos días, de sus paisajes, playas, calores y tormentas de lluvia mezclada con arena, que apostaría por decir que nos llegaba de Argelia –Oran-.
                Tantas veces las he vivido en Argel, Oran, El Eulma, (antigua Saint Arnaud, francesa) en la Wilaya de SETIF, que incluso eran verdaderas tormentas de arena desértica, y no el chirimiri arenoso, que salpican los coches en las costas alicantinas.
                Escribía en mi anterior “croniquilla” sobre el PORTUS ILICITANUS, y Santa Pola, que formaban parte de la CONTESTANIA IBERICA, y donde se pueden encontrar aun las huellas Griegas  de esta región, además de las Romanas.
                La impronta griega, se deja ver en el diseño urbano y arquitectónico, que dejaron en urbes ibéricas tales como la antigua PICOLA, (Santa Pola actual) y cuyos cimientos y restos arqueológicos, se pueden ver a simple vista hoy en día, ya que estan situados entre al campo de fútbol y el lugar donde se celebran los sábados y lunes, los populares “mercadillos” de Santa Pola. En la época romana, (20 a.C. a 450 d.C. se convirtió este enclave, en una zona industrial de producción del famoso “GARUM”, que era algo así como una salsa o fondo de cocina, que fue muy apreciado para los guisos del Imperio, y para conocerlo mejor os dejo este enlace, de la cocina de APICIUS: http://suite101.net/article/el-garum-la-salsa-preferida-de-la-antigua-roma-a22896.
                Es proverbial conocer que fueron  estos lugares donde el rastro de la cultura griega dejó su impronta de igual forma por medio de los signos de su escritura – la grafía jonia-, con la cual los habitantes contestatanos, de estos territorios fueron los únicos que reproducían y transcribian su lengua de origen íbero
                Hoy en día podemos decir que la comarca de Elche, enmarcada dentro del Bajo Vinalopó, y que incluso siendo muy deficitaria en recursos hídricos, tiene una de las mayores extensiones de huertas más fértiles de la provincia (Campo de Elche). El paisaje, seco y árido, que llega desde Aspe hasta el área costera, nos muestra al acercarnos a esta segunda ciudad de Alicante y tercera de la Comunidad Valenciana, el verdor y la esbeltez de sus palmerales, que constituyen una autentica frondosidad y espesura de dichas palmeras, y que ademas esta considerado como el más valioso de toda Europa.
Estas fueron introducidas desde el norte de África y su cultivo se extendió principalmente en época de los árabes, siendo sobre todo en los siglos XVII y XVIII cuando se multiplicó su número. Son dignos de señalar dos de estos magníficos jardines: uno de estos vergeles de palmeras, el segundo en importancia de la ciudad, es el Parque Municipal, con una gran extensión en la que, además de otras especies arbóreas, se combinan espacios de recreo y bancales.
 El segundo y más conocido y celebre es el Huerto del Cura. Se podría decir que es un jardín botánico, en el que se han arraigado y adaptado un gran número de especies tropicales de gran atractivo. Es digna de ver, la llamada Palmera Imperial, dedicada a la emperatriz Isabel de Austria, que visitó el Huerto en 1894,  y que tiene un total de ocho brazos.
Hoy en día se continúa comercializando la palma blanca, con la que se confeccionan auténticas obras de artesanía que se utilizan en la procesión del Domingo de Ramos, enviándose un gran numero al Vaticano, para cumplimentar al Papa en este día. Otro producto que se explota comercialmente son los dátiles. Pero la base primordial del desarrollo, el motor impulsor de la economía ilicitana es la industria del calzado.
En el  centro de la antigua villa amurallada encontramos la Iglesia-Basílica de Santa María, cuya construcción se inició en 1673 y en ella se representa cada año, el 15 de Agosto “El Misteri d´Elx” drama cantado de época medieval en el que se escenifica la muerte y asunción de la Virgen.  
Es en estas fechas cuando, los fuegos artificiales “radiantes”, las “carretillas” y las tracas, inundan tanto Elche, como las poblaciones circundantes, incluso se crean alguna que otra “Falla” en barrios de la localidad, dando lugar a una noche de “rayos y centellas”.
Y ya pretendo terminar con la GRAN TRACA FINAL, que representó el regreso a Madrid, en la madrugada del día 27 del pasado Julio. Eran las seis menos cuarto de la mañana, cuando en la nueva Autovia que va desde la salida de Elche hacia Aspe, en los paneles luminosos anuncian   –A 31 CORTADA-, sin más. Uno se pregunta: ¿Dónde?, ¿hasta donde?, ¿estará señalizado el desvío?. Pues he aquí que al llegar a la altura de Novelda, divisamos una columna interminable de camiones-trailers, coches de gente trabajadora, vehículos de turistas que regresan a sus casas, y toda suerte de transportes públicos y privados.
“Warning´s activados”,  motores rugiendo, (consumiendo naftas), y nervios a flor de conductores, que tras más de tres cuartos de hora, y ya amaneciendo en la zona, nos pudimos evadir de aquella “ratonera”… y de cuya forma no quiero acordarme.
Ni un agente de tráfico, ni guardias municipales, ni autoridad competente en tráfico. ¡¡Que desastre¡¡.  En ocasiones y pomposamente se le llama “OPERACIÓN SALIDA”, pero en esta ocasión ¿cómo la llamamos?... ¿OPERACIÓN HUIDA?  o  ..¡¡TOCATA Y FUGA¡¡                  < Cosas veredes  amigo Sancho>
Eso sí quiero dejar aquí patente mi consejo de que quien quiera conocer más de cerca EL CAMINO DEL CID, se desvíe de la “ratonera A-31”, y por las carreteras comárcales, desde Novelda, se dirijan hacia Petrer, Monovar (Monover), y algun pueblin más, donde apreciareis un paisaje árido, rocoso y marmóreo, con algun que otro castillo árabe en sus poco empinadas cumbres, campos frutales, olivares, y explotaciones de mármol…. Y todo ello amaneciendo un día de finales de Julio.

¡¡ GASOLINA, SUDOR, Y RUEDAS, por las terribles tierras Valencianas mi coche avanza ¡¡

QUE DISFRUTEIS EL VACACIONAL AGOSTO
 ¡¡ALEA JACTA EST¡¡

“El Cronicón” de Bob






No hay comentarios:

Publicar un comentario