Google+ Badge

jueves, 17 de octubre de 2013

CAMINANDO POR EL PARQUE NACIONAL DE REDES

Paseando por REDES

            Sí, posiblemente os suene al moderno método de contacto con amigos, unas veces, y con desconocidos otros. No se trata en este caso de pasear por las Redes sociales, de sobra conocidas, sino “pasear e investigar en el PARQUE NACIONAL DE REDES”, en el Principado de Asturias.
            Lo hicimos el pasado mes de Septiembre, pues la atracción que ejercen estos lugares, aún poco deambulados, despliegan en nosotros un atractivo más que turístico, de contacto con la naturaleza, con el hábitat, con la arquitectura autóctona, con la flora y la fauna (Redes es “reserva de la biosfera”), que nos hizo animarnos por conocer y patear este precioso rincón de nuestro país.
            El viaje desde Palencia, pasando por lugares atractivos y agraciados con la Arquitectura Medieval Castellano Leonesa, nos distrajo  más de lo pensado, pero mereció la pena. Nuestra costumbre es ver amanecer en las carreteras con  alternativas varias del viaje. ¿Os imagináis ver salir el sol enfrente del Pantocrátor de la Iglesia-Museo de Santiago, en Carrión de los Condes?, o ¿desayunar en el Monasterio de San Zoilo, en pleno Camino de Santiago?. Destaca en este Santuario entre otros vestigios sus monumentales interiores, como su CLAUSTRO RENACENTISTA, y existen también sepulturas góticas, (de los Beni-Gómez y de los Infantes de Carrión) un órgano barroco, pinturas de varios estilos y escuelas., etc.
Intentar recrear escenas de ensueño con la imaginación y procurando discernir que en aquellos prados tuvo lugar el milagro del “Tributo de las Cien Doncellas”, y ciertamente en los terrenos del templo de SANTA MARIA DE LAS VITORIAS Ó DEL CAMINO, y me explico. En el 826 los enviados de los moros, esperaban a las puertas de la ciudad, que se les entregasen cuatro de ellas. Estas rezaron a la Virgen para no ser entregadas. La Virgen se apareció  invisible a los infieles, pero visible a las doncellas, así como a cuatro toros que pasaban por allí y los cuales furiosos, arremetieron contra los moros, no volviéndose más a hablar del asunto. (Recordemos que oficialmente en la batalla de Clavijo, año 844, se puso fin al pago de ese tributo). Las esculturas en el portal de Santa Maria, ilustran este episodio.               Allí del mismo modo, me viene a la memoria que Carrión de los Condes es cuna de personajes famosos e ilustres literatos y místicos tales como: el Rabino SEM TOB, autor de los “proverbios morales”, que dedicó a Pedro I de Castilla.; El Marques de Santillana,(SigloXV), que fue contemporáneo de Pétrarca y W.Shakespeare, siendo el referido personaje, autor de “Serranías” y de “Canciones y delicias”. El fue uno de los tres creadores del español moderno junto a Rojas, con su “Celestina” y Jorge Manrique, “Coplas a la muerte de su padre”. También vio la luz en esta Villa Francisca Javiera del Valle. la Santa de Carrión”.
Vamos dejando atrás pueblos como La Serna, Renedo de la Vega y llegamos a Saldaña, que como la hemos visitado en varias ocasiones, dejaremos para una próxima ocasión el abordar la historia y monumentalidad de esta localidad. Nos vamos acercando hacia Guardo y a medio camino divisamos ya la imponente mole del Pico Espigüete, que se encuentra en las estribaciones meridionales de la Cordillera Cantábrica, siendo este Pico  el más esbelto y conocido de la comarca, dentro del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre.                        
Impresionante mole caliza del Pico Espigüete

La sima y el pico del Espigüete, está formada dentro del sistema kárstico del Cuaternario, típico de ciclos alpinos y dado su contextura, continúan y son apreciables los procesos de modelado debido a la erosión.
Transitamos por la C 615 hacia Villalba de Guardo y  Mantinos, vamos encontrando un paisaje de  alternancia de trigales aún sin segar, y zona de pinares  que refrescan el ambiente, pues el termómetro del coche a las 9:45, me viene marcando 6º… ¡¡¡ fresquillo¡¡¡ para estar aún en Agosto.
Entramos en Guardo, donde aún deambulan pocas gentes, pues en estas localidades de la Montaña Palentina, y en Agosto, sus gentes trasnochan más  y madrugan menos, al mismo tiempo de encontrarse su economía muy afectada, pues la riqueza que generó la minería allá por 1974, ha menguado de tal forma que hasta los ademanes y gestos humanos se notan “en crisis”. Permitirme algunas descripciones históricas.
En época del domino romano se la distinguía esta comarca como Tamaria, pasando luego a conocérsela como “Boardo” y/o “Buardo”, hasta llegar a la denominación actual de Guardo. Los primitivos pobladores fueron Cantabros y algunos Astures, tribus que eran rudas en sus hábitos y guerreras donde los haya, pues no se doblegaban ante los elementos meteorológicos, muy duros en estas zonas, y fueron firmes defensores de su independencia, hasta tal punto que fue hacia el año 15 A.C., cuando los romanos pudieron  dominarlos.
En el año 1028 aparece Guardo como parte del Condado de Saldaña, siendo plaza fortificada en época de Alfonso I, dado que esta villa estaba estratégicamente bien situada, porque desde ella se controlaban pasos y comunicaciones hacia la Meseta. Más tarde y desde los años 1636 a 1801, Guardo perteneció a la jurisdicción de Toro.
Tambien es conocido que en el S.XIII, el Rey Alfonso VII mandó “mantener el Castillo de Guardo y las tropas que lo habitan, siempre guarnecidas”. D Pedro I  de Castilla “El Justiciero”, otorgó el 3 de Diciembre de 1354, el Mayorazgo de Guardo, a D. Juan  Rodríguez de Cisneros, pasando este a ser su Señor natural.
 En 1475, los Reyes Católicos agracian a un Noble linajudo Señor de Guardo, Don Diego Hurtado de Mendoza, con el título de Duque del Infantado. El pueblo continuó tributando a sus descendientes desde el siglo XIV hasta el XIX.
En la actualidad su población no alcanza los 9000 habitantes. En la Villa se encuentra aún casas nobles con sus escudos heráldicos y tras el descenso de la actividad minera, parte de sus gentes se dedican de nuevo a la ganadería, recursos naturales de la zona (bosques), alfarería, etc. de gran tradición en el lugar. Como dato fidedigno curioso apuntaremos que la pila bautismal de la iglesia de San Juan, y las Fuentes Tamáricas, que aunque no están situadas en esta localidad, están en Velilla del Río Carrión (distante apenas unos Km.), un día dieron nombre a esta Villa, o esta Villa se las dio a ellas, aunque esto último no esté demasiado claro.
No obstante Guardo no deja de ser una ciudad  con una  municipalidad ordenada, se denota limpieza en sus calles, mantiene amplias áreas verdes, y en el casco urbano nos percatamos de la existencia de  zonas peatonales.
Dejamos atrás Guardo y a los pocos Km. encontramos Velilla del Río Carrión, que esta o estuvo  en fiestas (lógico en este mes de Agosto), pues su patrona es la Virgen de Areños, nombre poco usual, pero sí tengo amigas palentinas  con ese nombre tan singular.
Su imponente  “chimenea de cemento grisáceo” de su Central Térmica, nos absorbe la vista a la entrada  y nos despide a la salida por el puente sobre el Río Carrión.
Casi ya lindamos con el vértice de la provincia de León y la Región de los Cantabros, y nos encontramos a una altitud de unos 1200 Mtrs. sobre el nivel del mar. Pero en nuestro viaje nos encaminamos a tierras “lleonesas”, por la C -615, hacia Riaño, pero no sin antes pasar por “Tierras de La Reina” y encontrarnos con Boca de Huergano, (León) y que tiene hoy en día una buena torre o Torreón de los Tovar. Digo esto porque hace algunos años la conocimos casi derruida y hoy al menos esta reconstruida en su exterior.

Torre de los Tovar - Boca de Huergano

Entramos en la carretera hacia Riaño, y ya desde lejos empezamos ha divisar los Picos, que rodean  el Pantano y/o embalse de nombre  “Remolina”, y en un altozano se distingue el actual municipio de Riaño, pues es de reseñar que bajo este embalse se encuentran cubiertos por las aguas, siete pueblos más. Circunstancia destacable es que las obras para la construcción del embalse se iniciaron en 1965, y tras muchas vicisitudes, mudanzas, demoliciones, expropiaciones y luchas de los habitantes de los referidos pueblos, en defensa de sus tierras y haciendas, el Pantano cerró sus compuertas de llenado (sin ser inaugurado oficialmente), el 31 de Diciembre de 1987, bajo el gobierno de Felipe González y el ministro  del ramo Javier Sáenz de Cosculluela.
Fresca mañana - 6º - Merece la pena     


                                                                      
Dos de las colas o reculas del Embalse de Riaño


Nosotros continuamos viaje, bordeando buena parte del embalse  que a esas horas de la mañana, está dotado de hermosura tal, que se diría que es un gran espejo que refleja las montañas, la vegetación y la flora peculiar de la zona, y en fin todo el paisaje que lo circunda.  Comenzamos la subida desde la Meseta (Prov. De León)  hacia la cordillera Cantábrica, ascendiendo el puerto de Tarna, por la vertiente leonesa., pasando por los municipios de Acebedo y La Uña. 
Tiene este puerto de montaña una cota de 1490 Mtrs. de altura. Un alto en este punto es indispensable e ineludible, para admirar el paisaje e ilustrase con las señalizaciones de rutas allí existentes, siendo una de ellas sorprendentes al menos para nosotros: SENDA HISTORICASENDERO ENTRE AMPURIAS (Gerona) y FINISTERRE (La Coruña)”  que trascurre en parte por estas comarcas. ¿Os podéis imaginar cruzar la Península Ibérica, de Este a Oeste, por estas y otras latitudes, llenas de peligros como consecuencia de ataques de  alimañas, tanto humanas como siniestros y fieros animales? 
¡¡¡ Increible Ruta -Ampurias Finisterre ¡¡¡¡
Repasando mis Rutas y Etapas del Camino francés de Santiago, no sabría bien equiparar esfuerzos y vicisitudes entre ambos. Justamente y una vez situados en este limite de provincias, nos choca encontrar el inicio tambien desde este punto la subida hacia otro sinuoso puerto, el de  “Las Señales”, observando varias parejas que preparan sus equipos de senderismo, para atacar dicho puerto. Uff ¡¡¡, que esforzados del senderismo. ¡¡ Chapeau ¡¡.                               Y ya en territorio del Principado de Asturias, emprendemos la marcha por la carretera serpenteante del Paso de Montaña de Tarna, quedando prendidos de los paisajes, su morfología rocosa, sus pronunciadas pendientes divisando en el fondo “pueblines típicos de Asturias” y ya en carretera, las cerradas curvas, bajadas con taludes a los lados, y el afán de ver cada trozo de paisaje, nos hace parar el coche cada 7-8 Km. 
Vale la pena, grabarlo en la mente y en fotografía, esta inestimable y sinigual orografía. Picos como el Abedular de 1813 Mtrs. de altura nos vigilan y dan escolta en la bajada hacia Campo Caso.
Transitamos por los paisajes exuberantes, de su montaña, ríos, arroyos y regatos con caudales considerables por donde surcan esplendidas truchas y otros peces característicos de la Región.
Increibles formas petreas saliendo del tunel
Tunel en plena roca


Evocaremos tambien el descubrir en localidades escondidas en las montañas, museos de la madera y de la madreña,(Palacio de Veneros y en Pendones) donde vimos como las nervudas manos del artesano daban forma a los toscos tarugos, hasta conseguir las airosas “galochas”, como las denominan en León. Es como un retorno al pasado. ¡¡¡¡
Las localidades de Bezanes, Veneros, y alguna aldeuca más nos llevan hasta Caso, urbe que es el centro administrativo del Concejo de Campo Caso, y que es donde pernoctamos, y pasamos el resto del día que nos queda ya que en el Centro de Interpretación nos dan información de la zona así como de la posibilidad de hacer rutas de alta montaña, acudiendo al alquiler de los llamados “Taxis rurales” (vehículos todo terreno), y que el propietario del Hotel –Plaza-, donde dormimos se encargó de facilitarnos. 
El mosaico y variedad de arquitectura típica asturiana de este pueblo de Caso, nos deleita y recrea, pues sus estrechas calles junto con las fachadas de las Casonas de Indianos y sus inseparables “palmera/as”, otras casucas más modestas, con tintes del verdín acopiado durante años del pertinaz “orballo”, la leña amontonada debajo o al lado de los Hórreos más que centenarios, el verdor de las montañas pegadas al lugar, hacen que las sensaciones de bienestar e indefinibles de tranquilidad, nos relajen del ajetreo del viaje.
Que decir de los buenos alimentos que ingerimos y su cocina tradicional y costumbrista de la zona, de sabores fascinantes  y condimentación esmerada y familiar. Dicen por allí que en el pasado se “aprendía la comida”, es decir de las necesidades se hacia virtud. Los sabores de lo degustado se nos quedaron marcados en el sentido del gusto, tanto en calidad como en cantidad, pero yo me quede prendado del queso de “Santa” (pariente del de Cabrales) que me sirvieron de postre en una comida, en abundante ración.  Se aglutinan en la mente las palabras “saber y sabor”.
Estábamos a pocos Kmtrs. de Pola de La Viana (27 ¿?) e intentamos aprovechar la tarde-noche, para ir hasta allí, pero nos encontramos en el camino con el Embalse de Tanes  y Riosecu (Rioseco, capital Municipal de Sobrescobio) que ante la hermosura de los lugares, optamos por ver desde allí la puesta de sol entre las verdes montañas, y dejar para otro viaje el visitar “La Pola LLaviana.” Incluíamos en el circuito el ver la Casa del Agua en Rioseco, pero tanta parada nos hizo que al llegar allí estuviese cerrado este espacio de exposiciones y de recursos didácticos sobre el papel del agua en la vida de estas áreas. La próxima vez será.

Horreos y montañas en Caso
Bien temprano tomamos un imponente desayuno “lugareño” o asturianu, en el Hotel, (por la jornada “alpina” que nos esperaba) ya que habia que desplazarse en nuestro coche hasta Bezanes, donde nos aguardaba a las 9:30, nuestro taxista rural Rafael, fornido joven asturiano, noble, simpático y buen conocedor del terreno y sus anécdotas vividas nos hicieron vibrar y traquetear tambien dentro del Nissan Patrol, un poco desvencijado pero sólido y rotundo de motor al encaramarse por aquellas pendientes.


VEGA DE BRAÑAGALLONES
Por las sendas hacia Pico Ventoso









La ruta elegida fue subir hasta VEGA DE BRAÑAGALLONES, pasando por varios lugares de la propia senda, que nos iba explicando sobre la marcha y con puntos de
encuentro para andarines senderistas, ciclistas de montaña, etc. y retomar fuerzas y agua, pero ya digo que nuestro Nissan, y su chofer nos llevaba despacio pero decisivos y rotundos por estos caminos de cabras. Precisamente esta senda hasta el lugar de destino (Brañagallones), parece ser que se construyo para que el Sr. Fraga y su invitados, pudiesen subir hasta el citado punto, para la caza del Rebeco, jabalí, el Corzo o venado, y alguna especie más de la zona que se pusiese a tiro.  
Tambien se construyo un “Refugio” o pequeño Parador, ( perteneciente al Coto Nacional de Redes) para cubrir las necesidades de hospitalidad e intendencia de dichos personajes, y que funcionó hasta hace poco tiempo para  clientes que por allí transitasen, pero ¡¡ay¡¡, la dichosa crisis y decisiones políticas, decidieron cerrarlo, provocando malestar entre los vecinos de los pueblines circundantes, ya que daba puestos de trabajo, (camareras de pisos, camareros de restaurante, cocineros, jardineros, chóferes, etc. y todo el personal que conlleva la explotación de un pequeño Hotel), esta media abandonado y ruinoso y los lugareños utilizan sus bonitas pérgolas, como establos para sus ganados en época de pastos y estivales, junto a las “caserías”, que ellos mismos tienen adjudicadas por el Concejo, desde tiempo inmemorial.
Por mi curiosidad profesional, pude atisbar por un ventanal entreabierto el Salón o Hall, donde se veía una gran chimenea y grandes sofás y divanes,  una bonita barra de bar americano de la época, construido y decorado todo ello en madera, y una airosa y ancha escalera principal, que denotaba el buen gusto del arquitecto que lo decoró en su momento. “Delenda est...”.
Una vez llegados a esa amplia y gran pradera de Vega Brañagallones, que no es otra cosa, mas que los restos de una “morena del antiguo circo glaciar”, el Chofer-Guía, nos recomendó varias rutas  tales como Valdevezanes de >1901 Mtrs altura>, ó  Peña los Vientos de >1992 Mtrs altura>. Nos decidimos por la primera, pues mi “talón de Aquiles”, no estaba para muchos trotes, a pesar de ir provisto de buenas botas y buen cayado o bastón adquirido en Caso, manufacturado por artesanos con madera de abedul.



FOTOS PRADERA Y PICOS VEGA BRAÑAGALLONES

En esta ruta, como en la que realizamos subiendo, pudimos observar las diferentes zonas en que se van dividendo la flora de las laderas y cumbres montañosas, y más marcadas en sus vertientes: la umbría y la soleada. Pero como nos encontramos  en plena ruta, nos encaminamos hacia el Valle del Río Monasterio, cuya cabecera  se inicia en Brañagallones, y llegamos a la majada de Valdebezón.                                                               
Observamos que el camino continúa hacia el oeste pero se advierte una fuerte ascensión de la senda, y siguiendo la dirección sur, tenemos la Peña del Viento a la vista. Ya mi talón se ha recargado de tal forma, que debemos hacer un alto en el camino, descansar, tomar un bocado y regresar hacia el punto de partida. Nos apenamos pero las circunstancias mandan.
En nuestro marcha, además, percibíamos asimismo vistas panorámicas y cumbres rocosas calizas, como  el Cueto Negro, Moncayo y la Sierra de Pries, sin olvidarnos de las “caserías” o refugios para el ganado y los pastores, que son algo así como pequeñas cabañas en piedra de la zona y techos de pizarra negra, hechas para estos usos, pero que en verano sirven tambien de pequeños refugios de recreo familiar. En cuanto a la fauna, nos dijo Rafael, que se podían ver en este área: Urogallos, Linces y Rebecos, desafortunadamente, ni mis ojos ni mis prismáticos dieron con ellos, pero “haberlos… haylos”
Los paisajes que se dominan desde estas alturas con estas bellas montañas envolviéndolo todo son impresionantes. Vemos a nuestros pies, la garganta del río Nalón y gran parte del Parque Nacional de Redes, pleno de  frondosos hayedos vírgenes, abedules, arces, etc. y no olvidemos su variada fauna y ganado de explotaciones naturales de estas zonas, vacas autóctonas “casina”, caballos de origen francés (bretones), que se adaptaron perfectamente a estos duros climas de altura. Y aquí dejo constancia de un detalle curioso.Todos los equinos, son YEGUAS, no suben hasta aquí CORCELES machos, y su reproducción se hace por inseminación artificial, ya que una vez al año llega hasta aquí un veterinario de la yeguada militar de turno y procede a la inseminación artificial de estas yeguas.


                  

FOTOS EQUINOS EN LIBERTAD

La Vega de Brañagallones lo veíamos desde  estas alturas, como una desenmarañada vega, circundada por la umbría de los bosques próximos, que es como un manto verde y donde emerge la imponente mole del Cantu del Oso <1.800Mtrs>.  Todo un privilegio el haber subido hasta aquí.
Y hablando del Oso, comentaré en unas líneas más allá la anécdota que nos relato nuestro chofer Rafael, y que como indicaba anteriormente nos ilustraba con explicaciones tanto de la fauna como de la flora de los lugares según ascendimos o bajábamos. Al subir los primeros Km., discurríamos  entre áreas de prados y castaños, salpicados de algun roble, fresnos y chopos, con algunos manantiales y fuentes de aguas frías y cristalinas, que aprovechan los senderistas para refrescarse. Mas adelante encontraremos los abedules, tejos, enebros y arces y una gran cantidad de SUPERPROTEGIDOS Acebos, con sus hojas puntiagudas y espinosas (para defenderse de depredadores y de los animales que se nutren con ellas) y frutos verdes, esperando a que en Navidad ya estén rojos. Nos explica Rafael al paso por un pequeño mirador, que es llamado “El Tesu (Tejo en Castellano) La Oración”

     


Fotos MIRADOR DEL TESU

Recibe este lugar ese nombre o topónimo, porque en castellano “Teso” (Tesu), se define según la R.A.E., “como Colina baja que tiene alguna extensión llana en la cima”. En este caso la colina está en buena altura, pues se sitúa geográficamente con una elevación de unos 950Mtrs. aproximadamente. Algunos autores divulgan la idea de que “El Tesu era el Arbol sagrado de los Astures, y que en ese lugar se celebraron ritos paganos, siendo posteriormente cristianizadas estas creencias”. Podemos hallarlo apropiado y romántico como leyenda, e incluso con algo de cierto en ello, pues en Astorga descubrí algo parecido de ritos así en el Monte Teleno y/o el Focebadón, donde al parecer tambien se celebraban Aquelarres, con Astures, Cantabros y pobladores de la zona.               
 Pero racionalmente me inclino más por la definición de la R.A.E., pues he leído opiniones contradictorias como decía sobre este mirador: Tesu, por el árbol sagrado para algunos y Teso, por sus vistas panorámicas, pero sí me enteré más tarde con un paisano que era donde los pastores, no hace tanto tiempo, despues de pasar todo el verano incomunicados en Vega de Brañagallones, con sus ganados, y descender con las primeras nieves de Noviembre, oraban en este lugar para dar gracias a Dios o a la suerte por haber conseguido sobrevivir a esa temporada lejos de sus casas.
Desde aquí se divisa el valle del Nalón, y en especial las cumbres que rodean Arniciu, y Campo Caso, ofreciendo a nuestros ojos un espectáculo único.

                                    
Vistas desde el Tesu y/o Teso

          Rafael, nuestro chofer-guía y sherpa, que es un hombre joven y denota ser culto, y perceptivo de los atributos de la Naturaleza, que ama su tierra, pues es nacido y vive en Bezanes y amante de la conversación provoco en mi el afán de interpretar más de la fauna montaraz de esas tierras. Durante el viaje de ascensión, le pregunto por la existencia de “lobos” en aquellos abruptos parajes, (hacia unos días habia tenido yo noticias de que en la Montaña palentina habían atacado algunos corrales de ovejas) y respecto a este animal me dijo brevemente, que sí, que se veían de vez en cuando, (en invierno el se los habia cruzado alguna vez), pero que tan pronto olían y/o veían al hombre huían. “Los lobos no hacen carne en la camada”, sentenció. Dejo esta reflexión tal cual dicha, para analizar e interpretar por mis lectores. Continuo comentándonos que con el lobo no tenían problemas porque ademas sabían defenderse de él, pero del OSO, ¡¡Ayyy ¡¡¡ eso era nuevo para ellos, pues por esa región no habían aparecido hasta hacia unos meses.
Sobre la conversación me vino a la mente, la noticia que habia oído y visto en Radio y TV en Palencia http://www.rtvcyl.es/Noticia/F151D12D-B426-D5B7-13EC0CD35CAE1044/oso/adicto/miel, referente a la sorprendente noticia de que en pueblo de Zamora, situado en la zona de la Carballeda, por la vertiente sur de la Sierra de la Cabrera, rayando con la Provincia de León- Monte del Teleno, (visitada por nosotros en varias ocasiones en nuestra época de Hoteleros en León), habia aparecido un “oso glotón”, que se dedicaba al estrago, rotura y estropicio de las colmenas del lugar, dándose atracones de miel. Esto sucedió hacia últimos de Mayo y ya aprovecho para dejaros los “Links” de la noticia:


En la bajada de regreso y a unos metros de este Tesu La Oración, Rafael nos señala un montículo rocoso completamente rodeado de postes de cemento y cables de acero grueso, y en la cima de este roquedal habia como unas 15 a 20 colmenas de colores varios y tras unos minutos para sacar fotos del paraje, nos relata que las colmenas son propiedad de un primo suyo, y que tambien habían sufrido el ataque del “OSO”. Al principio, como no sabían combatirlo (ni saben aún), rodearon las colmenas con estacas de madera y unos alambres de espino, pero a los tres días aparecieron destruidas y de nuevo las colmenas despedazas por las garras del Oso.
Buscaron otra solución y repusieron las estacas de madera por otras de cemento, y ahora las unieron con cable de acero de respetable grosor, y para más seguridad lo electrificaron. Desconocen de que forma y manera se valió el ”plantígrado” que días más tarde de nuevo se encontraron con las colmenas desmoronadas, arruinadas y por supuesto la miel engullida por el oso.
Las defensas y Colmenas nuevas ..¿Anti Oso??                                                      Y   ¿por donde sube el Oso?


Senda del Oso/s

Pero si vieron rastros de troncos de árboles, sobre los cables electrificados…¿Conclusión?, os la dejo a vuestro libre buen saber y entender.
A mi pregunta de por donde podía venir, me respondió que suponen que desde el frondoso Valle del Nalón, habiéndose incorporado desde las montañas leonesas del puerto de San Isidro, hacia los valles del Puerto de Tarna, tierras del pueblo de Pendones, etc. hasta conseguir su propósito de “tener Buffet libre  y gratis todos los días”, pronunció el agudo e ingenioso Rafael.
Subida al Buffet Osero

La verdad es que se le veía preocupado.  “Hay quien cruza el bosque y solo ve  leña para el fuego”, le contesté yo. Tendréis que buscar soluciones más drásticas para este inteligente y fiero animal.
            Ya se hizo la hora tardia de comer y bajamos a nuestro punto de inicio de excursión, el parking de Bezanes, despidiéndonos de Rafa, hasta una aproxima ocasión y agradeciéndole el buen rato pasado en su grata compañía.
            Así transcurrieron las jornadas por el Parque Nacional de Redes, que tanto disfrutamos que si tenemos posibilidad regresaremos en la próxima primavera, para ver los paisajes nevados.

Hay un libro abierto siempre para todos los ojos: La Naturaleza
"Jean Jacques Rousseau"



Anuncio en Caso ¡¡ sin animo de ofender a D.Pelayo¡¡¡


El Cronicón de Bob


Octubre 2013 @ C.R.







13 comentarios:

  1. Hola Roberto, que trabajo tan ámplio e interesante de lugar tan bello al tiempo que no muy conocido. Estás hecho un verdadero cronista, filósofo de la Naturaleza que como sigas así dejarás pequeño a tu admirado y maestro Delibes. ¡Enhorabuena y felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Luis, tu comentario me anima para continuar esta mini serie sobre nuestras aventuras por el Norte de nuestra España. Abrazos

      Eliminar
  2. Para que sigamos moviendonos por nuestra peninsula y en este caso por Asturias os dejo el blog de mi buen amigo que describe como nadie su excursión al Parque de Redes en Asturias desde Castilla. Es un viaje precioso describiendonos arte, arquitectura, costumbres, gastronomía. Os invito a introduciros en el blog.
    El enlace que tengo es el de abajo pero confío en que será fácil acceder a los comentarios extensos sobre su excursión en septiembre pasado por tierras asturianas.


    http://escritor-hotelero.blogspot.com.es/2013/10/caminando-por-el-parque-nacional-de.html#comment-form

    ResponderEliminar
  3. El comentario anterior, lo copio y plasmo yo, en nombre de mi entrañable amiga Pilar Viña, Asturiana de Pro, y radicada en Madrid, con su fenomenal empresa de Azafatas y Congresos "LISELIN". Digo que por problemas de Link, hago los comentarios yo, y aprovechando para agradecerle una vez más sus palabras de admiración, por su Patria Chica y por este "escribidor". Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena, Roberto, estupendo y minucioso relato que me ha hecho viajar por el norte de España.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Muchas Gracias Jose. Intento estar pintando paisajes con las letras. Abrazos efusivos

    ResponderEliminar
  6. Recibo correo electronico de Mr. Le Marquis de Montequin, donde me dedica estas lineas: Al escritor¡¡ Su articulo (o Blog) muy bueno, hasta la alusión a D.Pelayo. Es Ussia un afamado hombre de letras. ¡¡¡Felicitaciones por descubrirnos nuevas rutas¡¡¡ Me descubro ante su relato.- Yo El Marques.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  7. Al Axcmo. Sr. Marques de Montequin. Sus cumplidos hacia mi prosa, son honores y lisonjas que me otorgais inmerecidamente, pues de sobra conozco su predilección por los Verdes Valles de su Bretaña y de mis Asturies.
    Siempre suyo. R.Sancho

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Transcribo el e-mail recibido de mi amigo y Profesor. Juan José Tamayo, que dirige actualmente la cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones Ignacio Ellacuría de la Universidad Carlos III Es cofundador y actual Secretario General de la progresista [[Asociación de Teólogos Juan XXIII, además de otros cargos de notoriedad en su campo.
    "Qué delicia Roberto, disfrutar de las tierras que describes en tu bellísimo relato, algunas conocidas y recorridas hace tiempo y otras identificadas con tus atinadas narraciones. Me alegro de que disfrutaras de ese recorrido. Nos has hecho disfrutar a quienes te hemos leído.
    Un abrazo. JJTamayo. "

    ResponderEliminar


  10. He disfrutado mucho con la lectura de tu magnifico articulo, pero de forma muy especial con las fotografias vuestras..la última un auténtico D. Pelayo.
    Guapotes los dos si Señor. Un fuerte abrazo y todo mi cariño.Sor Mª

    ResponderEliminar
  11. Entrañable Sor Mª. Tan amable y cariñosa como siempre, le agradecemos su comentario y el haber leido mi BLOG. Reciba nuestro cariñoso recuerdo desde Madrid. yu besos de Mª.Luisa.

    ResponderEliminar