Google+ Badge

viernes, 11 de enero de 2013

            

"LAS AUDACES HEREDERAS DE DOÑA MARIA DE PADILLA"

(Segunda parte de " La Sombra dulce de un Rey")


REAL MONASTERIO HERMANAS CLARISAS
ASTUDILLO-(PALENCIA


"HISTORIA CON VIDA Y ESPIRITU"

 
                Permitidme comentar en este epítome algunas briznas sobre la continuación de mi primer libro “La  Sombra dulce de un Rey”, que esta enfocada a la Fundación del Real Monasterio de Clarisas, en la localidad de Astudillo (Palencia), por la que fuese la primera esposa legitima de Dº Pedro I de Castilla, Doña María de Padilla. El Rey era apodado por algunos que sufrieron los rigores de su carácter “el cruel”, y por otros que se deleitaron con las ecuanimidades y equidades de sus decisiones “el justiciero”. Por mi parte he deducido por lo relatado en la primera obra y en esta que en realidad se le podía tildar de “el traicionado”.
            Todo esto situándonos en los albores de 1350-1351, pero llegados a la época actual y más concretamente a nuestro S.XX, (1959) nos dispondremos ha narrar, en parte, todos aquellos portentos, trabajos, vicisitudes, sacrificios, dedicación, afirmación de su fe, y tantos y tantos adjetivos en su favor que podríamos añadir, que seria ímprobo el narrar por tanto todos los hechos históricos y heroicos acaecidos en los ámbitos de este REAL MONASTERIO DE LAS HERMANAS CLARISAS, de Astudillo-Palencia-.
            Nació mi estimulo e impulso por escribir estos anales sobre los acontecimientos de la época Medieval, así como la contemporánea de este monumento, el conocer inicialmente el Museo expuesto en el Monasterio y más tarde el vislumbrar como periclitó prácticamente desde la “desamortización fatídica de Mendizábal” hasta la fecha en que llegaron desde el Convento de Aguilar de Campoo, un grupito de Monjitas, valerosas, inteligentísimas, y sin recelo de no llegar a conseguir su meta, que era la reconstrucción del estado ruinoso del Palacio de Dº Pedro, y el Monasterio anexo, pero que con su alegría contagiosa, credo, esfuerzos y sacrificios han logrado lo que hoy en día podemos contemplar gracias a sus luchas y denuedos por conseguir y lograr llevar a cabo tan magistral y noble tarea, para recuperación y disfrute de una parte de la Historia de Castilla y León, y como no, para agrado de los viajeros que lo visitan, pero aún más como deleite y satisfacción de sus moradoras,
             Son “Las Audaces Clarisas de Astudillo”- Herederas de Dñª María de Padilla -. “La Reina que reinó después de morir”, y por tanto “Legatarias” de su Monasterio fundado autorizadamente en 1356, fecha en que Doña. María, extendió carta de fundación.
            Consideremos que las actuales Hermanas Clarisas, rehicieron, construyeron y decoraron el Monasterio, realizando tareas tan arduas como el levantar andamios, de altura más que respetable, manejar vigas de hierro de un más que considerable peso, y en fin hacer los trabajos duros para cualquiera de nosotros y conseguir la  última etapa, que es el adecuar el Palacio de Dº Pedro I de Castilla “El Grande”, así como el Museo, para disfrute de todos aquellos que deseamos conocer el Mudéjar Castellano y el Gótico-Mudéjar Palentino, y la arquitectura del mismo estilo en Tordesillas, en su Monasterio de Santa Clara.

Patio entrada Monasterio y Fuente Mudejar
           
                     En aquel entonces, la arquitectura civil, y religiosa, siguió las normas mudéjares en numerosos edificios, siendo ejemplos el mencionado Palacio de Tordesillas, construido por Alfonso XI.- hoy Convento de Santa Clara.-, la puerta del Monasterio de Astudillo y sus artesonados interiores, de los cuales hablaremos más ampliamente en la nueva novela, pues son dignos de mención especial, Las Huelgas de
Valladolid y Burgos, el Alcazar de Sevilla, etc...
 El arte Mudéjar, se sitúa entre los siglos XII al XV, y florece como un arte de influencia musulmana, que se adapta a las formas imperantes en los territorios cristianos.
La riqueza monumental de Astudillo tiene su exponente más claro en el Convento de las Claras dónde su ubica el palacete de Pedro I El Cruel y la Iglesia de Santa Clara. Su artesonado Mudéjar y sus yeserias, así como sus patios, que nos recuerdan los patios nazaríes de la Alhambra de Granada, las estancias dedicadas al Museo Provincial, y los paisajes de su entorno, hacen inolvidables las horas dedicadas a la visita del citado Monumento, así como las amplias, cariñosas  y doctas explicaciones ofrecidas por las “Sores”-(monjitas), que hacen de “guía turístico – cultural” del mismo.
                                 Monjitas trabajando de arbañiles en la rehabilitacion del Monasterio

Artesonado Mudéjar - Renovado y rehecho por las religiosas
 


Las actuales Hermanas Clarisas son las que con sus propias manos realizaron la renovacion y reconstrucción del Monasterio, su mobiliario medieval, yeserias con los motivos de atauriques; adecuando las celdas, el refectorio, espacios de oración, comedores, los antiguos y hundidos pajares, huertas,etc. y ademas creando instalaciones tales como los obradores de pasteleria, almacenes de productos varios,..... y todo ello se generó cuando en el año 1951, el grupo de nueve monjas de la Orden de Santa Clara y tres postulantes, llegaron desde su Convento de Aguilar de Campoo, al objeto de ayudar y rejuvenecer a la Comunidad allí existente, constituida por diez monjas de avanzada edad, y que como capital de subsistencia y fondo de maniobra >contablemente hablando<, disponian de un capital de 52 Ptas.¡¡¡¡ Así comenzaron las obras de recuperacion y rehabilitación del:
              PALACIO DEL REY PEDRO I EL GRANDE DE CASTILLA y SU REINA
 
Dña Maria de Padilla


EL CRONICÓN DE BOB

11 ENERO 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario