Google+ Badge

domingo, 2 de abril de 2017

COMUNEROS DE CASTILLA

LOS COMUNEROS - ¿PRIMERA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA?


Ahora que nos acercamos al IV Centenario de la muerte del Cardenal Cisneros (1517-2017), acaecida en Roa de Duero ~Burgos~ un 8 de Noviembre de 1517, llega a mi mente las gestas de este Ilustre hombre de Castilla y de nuestra Patria. Otro de mis recuerdos es para las queridas tierras palentinas púes tan insigne personaje tuvo sus raíces familiares en el municipio de Cisneros en Tierra de Campos –actual provincia de Palencia– que es el solar de la casa paterna de Gonzalo Ximénez de Cisneros, que nació en Torrelaguna-Madrid- en 1436. Y como no, nos aproximamos a las fechas históricas de la BATALLA DE VILLALAR  (23 de Abril de 1521) que transcurrió hace 496 años...casi medio siglo ya.

En 1506 es nombrado REGENTE DE CASTILLA y Preside el Consejo de Regencia de Castilla a la muerte del Rey Felipe el Hermoso. La Reina Isabel había muerto en 1504.

En 1507 es nombrado Cardenal, con el título de Santa Balbina, e Inquisidor General de Castilla.

En 1509 participa personalmente en la Conquista de Orán y organiza eclesiásticamente los territorios conquistados.

En 1516 Asume la segunda Regencia a la muerte del Rey Fernando de Aragón.

Hombre de compleja personalidad, fue desde fraile mendicante e inquisidor, guerrero que luchó en Orán hasta político defensor de la idea del Estado al servicio del bien común y no del "capricho y arbitrariedades personales del monarca".



Este relieve del Cardenal Cisneros fue realizado por Felipe Bigarny


 Las dos coronas, la de Castilla y la de Aragón, habían quedado unidas por los Reyes Católicos, por lo que la heredera de los reinos era Juana de Trastámara, conocida también como "Juana la loca". Pero su perturbado ánimo le impedía recibir la herencia, y languidecía encerrada en Tordesillas como una de esas princesas de los cuentos, abandonada por todos. Díriase que el anatema de D.Pedro I de Castilla "EL TRAICIONADO", Monarca de la Casa de Borgoña,asesinado por su hermano "bastardo" Enrique de Trastámara, la persiguiera.

"El reino antes que el rey", con este grito se levantaron los comuneros contra el emperador Carlos V, un crío de 16 años a quien la reina Juana apenas conocía. El heredero había nacido en Gante creció en Flandes, y era esa lengua, el holandés, la única que manejaba con soltura. El príncipe no podía, literalmente, cerrar la boca, porque las mandíbulas no le encajaban, se conoce este defecto físico como "Prognatismo". Cuando se hizo mayor se dejó barba para disimular el defecto, pero ese gen travieso del prognatismo lo legó a sus sucesores.
Por derecho, le correspondían los reinos de sus abuelos españoles a Carlos pero para cuando su madre muriese, pues era Juana, por muy loca que estuviera, la verdadera heredera de los mismos. Los cortesanos flamencos no estaban, sin embargo, por la labor de esperar, así que desoyeron las súplicas del regente Cardenal Cisneros y proclamaron rey al joven Carlos I dos meses después de la muerte de Fernando el Católico.
Carlos I de España y V de Alemania
en su juventud

  El 23 de Enero de 1516 moría el rey Fernando. A partir de entonces, Carlos comenzó a pensar en tomar el título de "Rey", aconsejado por sus consejeros flamencos. Esta decisión no era bien vista en la Península. El Consejo de Castilla le envió una carta el 4 de Marzo en la que le pedía que respetase los títulos de su madre, ya que «aquello sería quitar el hijo al padre en vida el honor». Pero diez días después las honras fúnebres por el rey Fernando terminaron con gritos de: "Vivan los católicos reyes doña Juana y don Carlos su hijo. Vivo es el rey, vivo es el rey, vivo es el rey"
  Tras la muerte del rey Fernando, el poder en Castilla debía quedar en manos del Cardenal Cisneros, pero inmediatamente el embajador del Príncipe, Adriano, deán de Lovaina, expuso que disponía de poderes firmados por don Carlos encargándole el gobierno del reino hasta su llegada. Cisneros se negó a aceptar los poderes de Adriano, alegando el testamento de doña Isabel, que además de organizar el gobierno en nombre de la reina Juana negaba expresamente a los NO naturales del reino la posibilidad de ejercer oficios en él, pero para solventar las diferencias decidieron pedir la opinión de don Carlos.
  Don Carlos respondió el 14 de febrero en una carta dirigida al Presidente y Consejo de Castilla indicando que el gobierno debía ejercerse como lo había dispuesto el Rey Católico, quedaba por tanto Cisneros como único gobernante, aunque se mantenía la posición de preeminencia del Deán de Lovaina, que continuó viviendo con el cardenal, asistiendo a todas las juntas y firmando, ahora en calidad de embajador, pero este respaldo no evitó que desde Flandes se enviaran más embajadores, primero a Charles de Poupet, señor de La Chaulx y luego a M. Amerstoff, con el fin de «aconsejar» al cardenal sobre los asuntos de gobierno, aunque el viejo franciscano supo en todo momento mantener su autoridad y prerrogativas sin consentir imposiciones de los «embajadores» flamencos.
  En febrero de 1518 el rey Carlos I se presentó en Valladolid ante las Cortes de Castilla rodeado de asesores flamencos y sin casi ser capaz de hablar castellano; causó una pésima impresión. El reino llevaba muchos años de inestabilidad a causa del vacío de poder provocado por la incapacitación de la reina Juana I, por la temprana muerte de su marido Felipe de Borgoña, por las dos regencias del cardenal Cisneros y por la regencia del antiguo rey consorte: Fernando el Católico.                                                                    Los integrantes del Consejo de Castilla deseaban un monarca dotado de una "autoritas" incontestable. Por el contrario, éste rey de solo 17 años se dedicó a organizar torneos hasta conquistar a la viuda de su abuelo Germana de Foix. Por cierto que la boda entre Fernando y Germana de Foix tuvo lugar en Dueñas -Palencia- donde Fernando se casó por poderes en una ceremonia que tuvo lugar en el palacio de los condes de Buendía,(hoy en día semiderruido) en la citada villa de Dueñas el 18 de marzo de 1506. El matrimonio se consumaría en Valladolid días después.
 Es significativo que en Dueñas fuera donde Fernando vio por primera vez a su anterior esposa Isabel y donde, posiblemente, se casaron en secreto (algo hay de leyenda en ello y que en Valladolid fuera donde tuvo lugar aquella ceremonia oficial). Por ello Dueñas y Valladolid estaban íntimamente unidas al recuerdo de su matrimonio con Isabel la Católica.                                                                                                              Comenzó Don Carlos a repartir los principales empleos del reino entre amigos flamencos sin experiencia alguna, ni política ni administrativa, dejando de lado la nobleza "castellana y española" y lo que causó especial perplejidad fue que el trascendental cargo de arzobispo de Toledo (y Primado de España) se le encomendara a un flamenco de 20 años. Muy pronto, los predicadores de las órdenes religiosas se convirtieron en los portavoces del descontento por la actitud del rey y de su séquito; aparecieron clavados pasquines con textos como el siguiente: “Tu, tierra de Castilla, muy desgraciada y maldita eres al sufrir que tan noble reino como eres, sea gobernado por quienes no te tienen amor”.
  
 Esto hizo que el descontento anidara en el pueblo, y la gente que vivía emancipada y unilateral fuera más estrechamente gobernada por el gobierno del rey Carlos. 
 Para más disloque, en 1519,el rey aspiró a la candidatura de ser emperador de Alemania, y se necesitaba mucho dinero para ser elegido. Finalmente  la elección costó un millón de florines de oro  En dicha candidatura aspiraron también los monarcas más poderosos de Europa como Francisco I de Francia o Enrique VIII de Inglaterra. 
 El rey en la urgencia de conseguir dinero, reunió a las cortes castellanas en La Coruña, para que le dieran dinero. Estas Cortes se negaron, pero el rey astutamente sobornando y con ayuda de sus consejeros, amenazando políticamente a algunos de ellos junto con intimidaziones veladas, obtuvo 400.000 ducados. 
Las Cortes castellanas estaban enojadas con el rey, y aquello fue la chispa que prendió en el polvorín castellano, casi toda Castilla se levantó al año siguiente contra el rey. 



 En primer lugar señalaremos que el movimiento fue un movimiento general y no un asunto exclusivo de castellanos como se cree habitualmente. Había en él como ya hemos dicho, andaluces, extremeños, murcianos, navarros. leoneses. gallegos. asturianos, etc. Cierto es que los castellanos ejercieron el papel principal y dirigieron el movimiento.                            El sector más perjudicado en su desarrollo por el poder imperial fue el de la burguesía naciente, y fundamentalmente la urbana. 
 Se puede afirmar que siguiendo la historiografía de los acontecimientos,no fue una revuelta de castellanos contra extranjeros que ocupaban cargos públicos. Fue una lucha contra el sistema imperial en su conjunto. una revolución burguesa


La mayor parte de las Comunidades de Castilla, ciudades de la zona centro del reino (Segovia, Toledo, Salamanca…) se revelaron contra la autoridad del rey.
Las causas principales de esta revuelta fueron:
  • Carlos había gastado el dinero de los nuevos impuestos para ser elegido Emperador Alemán.
  • Carlos abandonó las ganas por aprender el idioma y respetar las leyes del reino
  • La burguesía tenía miedo a regresar a una política tradicional, exportar la lana en bruto a Flandes y que esto provocase la disminución de la artesanía textil castellana.
  • La aristocracia, por su parte, veía una humillación que el rey entregase la administración del reino a sus consejeros flamencos. También la sustitución para liderar el reino en su ausencia, dejando al mano a Adriano de Utrecht como gobernador.
 Cuando Carlos abandonó Castilla, para dirigirse hacia Aquisgrán, para recibir la Corona Imperial, la ciudad de Toledo comenzó su revuelta extendiéndose por el resto de ciudades.La ausencia del Monarca fue la señal del levantamiento general, que se verificó en las principales Ciudades casi en el mismo día, como si para ello se hubieran concertado. Y era natural que así sucediese; porque siendo, comunes los agravios, y habiendo visto desatendidas "las justisimas quexas", llevadas á oídos del Monarca con sumisión y respeto no pudieron al verlo partir reprimir su enojo por más tiempo
En Febrero de 1520, estalló Castilla el levantamiento COMUNERO, encabezados por Juan de Padilla, Juan Bravo y Francisco de Maldonado, produciéndose hechos similares en otras ciudades Castellanas. 


 El 21 de Agosto de 1520, las tropas del rey incendiaron Medina del Campo, y esto provocó que los Comuneros crearan la Santa Junta en Ávila de gobierno rebelde, que exigía la retirada de los impuestos aprobados en Cortes, el respeto a las leyes del reino y la marcha de los consejeros flamencos.Muchas ciudades y villas que hasta entonces no habían tomado partido, se unen a Toledo y a la Comunidad: Palencia, Zamora, Cáceres, Badajoz, Sevilla, Jaén, Ubeda, Baeza, etc.
 En septiembre toman Tordesillas,los Comuneros,  lugar del encierro de la reina madre, conocida como Juana la Loca,la madre de Carlos I, que, simpatizando con los líderes Comuneros pero esta descartó sumarse a la revuelta contra su hijo, seguramente por su delicado estado de salud y a pesar del trato que había recibido de este.

 Como apunte curioso y dada mi afinidad con Palencia y su provincia, señalaré que el día 23 de Enero de 1521 el obispo Acuña, con sus fuerzas, comienza a sitiar la población palentina de Magaz de Pisuerga, llegando a Frómista el día 1 de febrero. Cita esta población de Magaz D.Ricardo Becerro de Bengoa en su obra " DE PALENCIA A LA CORUÑA" textualmente: > En 1520 se alzaron los comuneros palentinos, quemaron el palacio y torre de los obispos en Villamuriel, entregaron la mitra de Palencia al obispo Acuña, tomaron con él los castillos de Valdepero, Monzón y Magaz y fueron muchos de ellos decapitados, cuando volvió el Emperador -Carlos V.< 


Obispo de Zamora Antonio Acuña
El "Cuarto Comunero"

 Destaquemos que entre los meses de enero a marzo de 1521, la comarca de Tierra de Campos resultó devastada por el obispo Acuña. Su misión únicamente consistía en conseguir capital efectivo para la causa comunera. Montó una tropa  de 4.000 peones y 400 lanzas, y estableció su cuartel general en Dueñas pasando acto seguido a Palencia. Con su llegada contribuyó a robustecer el levantamiento comunero en Palencia y generó un impactante movimiento antiseñorial que atemorizó sobremanera a los nobles y terminaron por tomar partido, de manera definitiva, del lado Imperial.
  Los saqueos de Acuña tuvieron lugar en localidades como Frechilla, Fuentes de Valdepero, Becerril, Paredes, San Cebrián, Cervatos, Carrión, Villalcázar, Piña, Amusco, Támara y Astudillo, Magaz, Villamuriel, Tariego, Monzón,Cordobilla, Frómista,etc, CEVICO DE LA TORRE, que en tiempo de las Comunidades era señorío de don Rodrigo Manuel, y tuvieron que pagar 100 ducados de oro como contribución de guerra por su apoyo al movimiento comunero.
  Este Obispo "conocido como el ~~cuarto comunero ~~ y además significado cabecilla de la rebelión" con GRANDES ansias de notoriedad y poder, se destacó en sus algaradas y ataques por localidades de "Tierra de Campos".

 Al principio la cosa fue bien para los Comuneros, pero Carlos operó con inteligencia atrayéndose a la nobleza castellana, a la que otorgó cargos importantes, y otorgando el perdón en las ciudades castellanas que volvieran al redil, después de la batalla de Villalar que fue cuando el ejército comunero cayó derrotado por el ejército real y la resistencia cesó por completo. excepto Toledo que fue dominado en 1522. 
Busto de Fco. Maldonado en Salamanca

Estatua de Juan Bravo en Segovia

Retrato de Juan de Padilla

  Nos situamos en el 23 de Abril de 1521. Al llegar a las inmediaciones del pueblo de Villalar (Valladolid) el ejército comunero debió de prepararse precipitadamente para el combate pues la caballería del Condestable del Emperador ya alcanzaba a su retaguardia. Padilla trató de fortificarse en el pueblo, colocando en sus calles los cañones.                         Los cansados soldados fueron fácilmente derrotados por los jinetes, produciéndose una auténtica masacre. Ante la desbandada, Padilla y cinco escuderos hicieron una carga contra la caballería imperial al grito de «Santiago y libertad»; pero tanto ellos como el resto de capitanes comuneros que luchaban fueron capturados por los imperiales. Se argumenta por historiadores militares que Juan de Padilla "cometió un gran error táctico"
  Tras la batalla perdida por los Caudillos Comuneros, se produjeron los siguientes hechos,antes de ser ajusticiados el 24 de Abril . Cuando el pregonero se encontraba leyendo la siguiente sentencia Imperial: “Esta es la justicia que manda hacer Su Majestad y su condestable y los gobernadores en su nombre a estos caballeros: mándalos degollar por traidores…” El condenado Juan Bravo le interrumpió gritando: “mientes tu y aún quien te manda decir; traidores no, más celosos del bien público si, y defensores de la libertad del reino”. Entonces Padilla intervino: “Señor Juan Bravo: ayer era día de pelear como caballeros, y hoy de morir como cristianos”
  Llegaron en esto al lugar del suplicio , y allí entrambos amigos se disputaron la honra de morir antes por la libertad: "'degüéllenme á mí primero , gritaba enternecido Juan Bravo, porque no vea la muerte del mejor caballero que queda en Castilla:" y así fue hecho. Después llevaron á Padilla á la picota , y al ver á su amigo sin vida : » ¿ahí estáis vos, buen caballero?» dixo con profundo dolor ; y rogó al verdugo que le apresurase la muerte. 
 Esta derrota significaba el inicio del absolutismo en Castilla y la derrota final de la lucha de los comuneros.
Pza Mayor de Villalar de los Comuneros  Monolito conmemorativo

  
 La victoria de Villalar supuso el triunfo del absolutismo monárquico y la futura       fidelidad castellana a la Monarquía que no se rompió ni tan siquiera con el cambio dinástico y la guerra de sucesión. 
 Esta fidelidad trajo consigo la casi sumisión de las instituciones castellanas como las Cortes a la persona real (durante el reinado de Carlos II no se convocaron ni una vez) pero también ventajas como el establecimiento de la Corte en medio de ambas Castillas. 
 El 16 de julio de 1522, Carlos I regresó a España e instaló su corte en Palencia. Con ello, la represión contra los ex-comuneros se intensificó hasta que a finales de octubre se trasladase a Valladolid donde promulgó el Perdón General el 1 de Noviembre de 1522, dando la amnistía a 293 comuneros, y terminando con la persecución.                   

 Castilla fue el corazón del Imperio, aquello que soportó el peso de las guerras en sangre y dinero (seguida por el Reino de Nápoles), lo cual creo recelos frente a los foralistas del Reino de Aragón y a ese odio Castilla-Aragón (más bien Cataluña).

 Leyendo a D.Gregorio Marañón en sus consideraciones sobre la sublevación Comunera, llegamos a la conclusión de que fue ante todo una "algarada feudal", ya que representó el último intento de la Castilla feudal, medieval, para mantener sus privilegios, frente al poder Real absoluto, unificador del país. Así pues "Los Comuneros fueron vencidos y con ellos el feudalismo de Castilla".

  De todo lo anteriormente relatado, me queda una sospecha al interpretar sí esta fue la "primera guerra civil española-castellana y/o fue lo históricamente considerado el conflicto que se produjo entre los partidarios del rey Pedro I de Castillael Cruel para la nobleza o el Justiciero para el pueblo llano, y los partidarios de Enrique II de Castilla, el Fratricida

EL CRONICÓN DE BOB
ABRIL 2017






4 comentarios:

  1. Transcribo y copio el texto del amigo José Duchel redactado en mi F.Book: Muy interesante articulo.
    Y respecto a la pregunta final, ....., dios sabe, nos hemos pasado los siglos en guerras civiles, y sino recuerda la de Rodrigo y los hijos de Witiza allá del por el siglo VIII.

    ResponderEliminar
  2. Cierto, erudito amigo. Y mientras cruzando "mes amis" el estrecho, para quedarse 800años... Jo con el " DJEBEL AL TARIK ", y ahora de nuevo los hijos de la Gran B. nos amenazan con invadirnos como en las Malvinas.... Ayyyy esa España Nuestra ¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Texto recibido de Ana Fe Astorga en mi Face Book:Ana Fe Astorga González A mis amigos amantes de la historia, os recomiendo leer este trabajo de investigación. Sin duda, os sorprenderá lo poco que sabemos de "los Comuneros" y los tópicos que empañan la verdadera esencia de este hecho.

    ResponderEliminar
  4. Non vos engañedes, nin creades que, endonado,
    faze ningún omne por otro su daño de grado". Gracias mil por tus cortéses y emotivas palabras dedicadas a mis "bosquejos historicos", querida amiga Ana Fe Astorga.

    ResponderEliminar