Google+ Badge

jueves, 30 de agosto de 2012

EDADES DEL HOMBRE- “MONACATUS” – OÑA- (Burgos) MMXII

EDADES DEL HOMBRE- “MONACATUS” – OÑA-     (Burgos)  MMXII


Dejamos pendiente en nuestro último relato, el profundizar en “El Cronicón” de Oña, celebrando funciones del 10 al 15 de este Agosto y por primera vez representado en el frontispicio del Monasterio de San Salvador, de dicha localidad, y al cual tuvimos la fortuna de asistir y deleitarnos del espectáculo, con algo de fresquillo a eso de las 11 de la noche.
Habia yo oído hablar de este acontecimiento  anual, pero nunca me coincidían las fechas para poder asistir  a dicho episodio de los orígenes de Castilla, hasta que finalmente pude organizarme “la escapada”, y contemplarlo “in situ”.
Describir aquí, lo visto y oído, además de narrar el acontecimiento de LAS EDADES DEL HOMBRE, denominada este 2012  >MONACATUS<, seria ardua e ingente tarea, que ni el espacio del Blog, ni mi corta facultad de narración podrian conseguirlo.
Eso sí que lo intentaré, pues ya conocen mis inquietudes por La Historia, y más aún si es sobre los “Orígenes de Castilla”, y que al mismo tiempo fueron lugares y comarcas que recorrieron casi dos Siglos más tarde mis dos personajes favoritos ►    Pedro I de Castilla y su esposa Dña. Maria de Padilla ◄, tema este conocido por los que han analizado mi libro ▓ LA SOMBRA DULCE DE UN REY ▓
Primero considero que seria conveniente escribir sobre el solar y el área geográfica de OÑA, situada en la región de Las Merindades Burgalesas, entroncando más tarde con una síntesis de la Exposición >Monacatus< y finalizar con una abreviada síntesis del “CRONICON DE OÑA”.

Iremos por partes:

Aparece en investigaciones últimas que el primer asentamiento lo formaron humanos del paleolítico que habitaron hace 15.000 años en los cobijos de las cuevas enclavadas en las montañas que rodean Oña.
Ulteriormente se establecieron los Autrigones, de identidad celta, y del lenguaje que articulaban apareció, según las averiguaciones más recientes, el topónimo “Oña”, que derivaría de la forma céltica reconstruida “ONNA”, que significaba ‘fresno’, árbol este que se encuentra en estos parajes. Otras leyendas y fábulas, más románticas y pasionales nos hablan del origen del nombre OÑA, que se  estipula por contracción del nombre propio MIOÑA, patronímico de la madre del Conde de Castila, Dº. Sancho, que fundó el Monasterio de San Salvador, con objeto de expiar sus culpas en el parricidio cometido con el  envenenamiento de su madre. Dña. Mioña, y así quiso que perdurase el topónimo de la Villa en honor a ella.
Oña, La muy Leal y Valerosa Villa, esta enclavada al norte de la provincia de Burgos, en las llanuras de la demarcación de La Bureba, en un amplio valle, (Montes Obarenes) bañado por  el río Oca y algun que otro arroyuelo, lamiendo los restos de la antigua muralla de Oña. El río Oca tras fluir por el desfiladero de La Horadada, vierte sus aguas en el  bravío río Ebro , que proviene de las comarcas Cantabras, y que por cierto en la Peña Amaya, tuvo su asentamiento la urbe capitalina de los primeros pobladores Cantabros y Vascones, que se enseñorearon de la zona. Anterior a estos asentamientos, se estudian hoy en día restos arqueológicos, muy complejos, que arrancan desde la Prehistoria, Protohistoria y épocas Romana, Visigoda y Medieval.
Los fueros que concedió Fernan González a esta Villa de Oña, en el año 950, la convirtieron en Ciudad Condal, fortalecidos por Dº Sancho -Conde de Castilla-, quien confirmó este rango y jerarquía a la Jurisdicción y Alfoz de Oña.
En su paisaje lucen y despliegan mucho verde de los árboles de  boj y algunas que otras encinas y chopos, un pueblo en el que se concentra gran parte de la Historia de España, los orígenes de lo que aún hoy entendemos por España.
Tal como narra la leyenda y la historia en Oña, esta fue fundada para detener a los astures, cántabros y vascongados que hace más de mil años hacían sus razias por esta zona para robar el trigo de los castellanos. También fue antepecho de pugna y antagonismo a los árabes en plena Reconquista., habiendo sido arrasada en varias ocasiones por tropas musulmanas.
Puede Oña jactarse de recuerdos arcaicos en la prehistoria, espacios y rincones muy adecuados para los amantes del senderismo. Diríamos que es un lugar vigilante y sosegado, ideal para no turbar la paz de los reyes y condes castellanos y navarros que duermen su sueño en la Iglesia de San Salvador, el templo que conserva lo más original de lo que fue el antiguo monasterio del siglo XI, fundado por el ya nombrado Conde castellano Sancho García.
Fue en este lugar donde quiso ser enterrado Sancho II de Castilla, citado como “el Fuerte”, al que traicionó Vellido Dolfos en las murallas de Zamora, y trasladado hasta este Monasterio de San Salvador por “El Cid Campeador” que fue el rey al que adpero amo.
Historias de amor y odio, de traiciones y de muerte, de Dña Urraca y su hermano Sancho, del Cid y el imperialista Alfonso, de la puerta de la traición...en Zamora-La Bien Cercada-donde Ruderico, pronunció aquellas terribles palabras. “Mal haya  el caballero que cabalga sin  espuelas en el campo de batalla”, que me explico mi padre en mi niñez, cuando visitábamos ese Castillo de Dña. Urraca, volando ahora mis recuerdos hacia mi querido progenitor.  ¡¡LAUS PATER¡¡¡          >Salus, honor virtus quoque. Sit et benedictio<

                                               http://youtu.be/3gF8Y1jsHws

                                                 "El Cronicón de Bob"

       

1 comentario:

  1. Me ha gustado la crónica de las Edades del Hombre en Oña, me refiero a la última que has mandado.
    S.Mª.A. Astudillo.

    ResponderEliminar